Dra. Ma. Estefanía González Ocampo

GINECÓLOGA - OBSTETRA - COLPOSCOPISTA

Citas: 01 (777) 310 1561
Céd. Profesional: 1241967
Blvd. Benito Juárez No. 90, Int. 102, Col. Palmas, Cuernavaca, Morelos
Control Prenatal
La atención prenatal (APN) es el conjunto de actividades sanitarias que reciben las embarazadas durante la gestación. La atención médica para la mujer embarazada es importante para asegurar un embarazo saludable e incluye controles regulares y análisis prenatales. Se suele iniciar este tipo de atención cuando la mujer descubre que está embarazada. Por lo general, la atención prenatal comprende un examen físico de la embarazada por un médico, examen ginecológico en la que incluye citología que descarte enfermedades del cuello uterino como el VPH, valoración cardiovascular, verificación de inmunizaciones (rubeola, hepatitis), verificación de infecciosos como el toxoplasma y VIH, y determinar cuando un embarazo se trate de alto riesgo. Objetivos El objetivo principal de la atención prenatal orientada es ayudar a las mujeres a mantener embarazos normales a través de: La identificación de condiciones de salud preexistentes - Como parte de la evaluación inicial, el personal de salud que realiza la consulta o control -médico o enfermera capacitada en obstetricia - conversa con la mujer y examina las señales de condiciones crónicas y enfermedades infecciosas. Las condiciones de salud preexistentes como VIH, malaria, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual, anemia, enfermedades cardíacas, diabetes, desnutrición y tuberculosis, pueden afectar el resultado del embarazo, requieren tratamiento inmediato y generalmente se necesita un nivel más intenso de control y atención de seguimiento durante el curso del embarazo La detección temprana de complicaciones que surgen durante el embarazo - En los controles se examina y conversa con la mujer para detectar problemas de embarazo que podrían necesitar tratamiento y un control más estricto. Las condiciones tales como la anemia, la hemorragia vaginal, trastornos de hipertensión del embarazo y crecimiento anormal del feto o posición anormal del feto después de las 36 semanas, pueden ser o convertirse en un peligro de muerte si se dejan sin tratamiento. El fomento de la salud y prevención de enfermedades - La consejería sobre aspectos importantes que afectan la salud de la mujer y la salud del recién nacido es un componente vital de la APN. Los temas tratados deberían incluir: . Cómo reconocer los signos de peligro, qué hacer y donde conseguir ayuda . Buena nutrición y la importancia del descanso . Higiene y prácticas de prevención de infecciones . Riesgos del tabaco, alcohol, medicamentos locales y remedios tradicionales . Lactancia materna . Planificación familiar post parto y espaciamiento de los nacimientos. . Todas las mujeres embarazadas deberán recibir las siguientes intervenciones preventivas: . Inmunización contra el tétanos . Suplementos de hierro y ácido fólico. . En lugares de alta prevalencia las mujeres además deberán recibir: . Tratamiento ante probable anquilostomiasis . Consejería y prueba voluntaria de VIH . Protección contra la malaria mediante tratamiento preventivo intermitente y el uso de velos cobertores para la cama tratados con insecticidas . Protección contra la deficiencia de vitamina A y yodo.
Servicios Médicos
Céd. Especialidad: 3414794
Urgencias: 777 371 4219
La preparación para el parto y la elaboración de un plan para estar listos ante una complicación - Un porcentaje elevado de mujeres desarrollan una complicación con peligro de muerte, por lo tanto todas las mujeres deberán tener un plan para lo siguiente: . Un asistente experto en el parto . El lugar para el parto y e indicaciones para llegar hasta él, incluyendo la manera de obtener transporte de emergencia si fuera necesario . Artículos necesarios para el parto . Apoyo durante y después del parto (familia, amigos) . Donantes potenciales de sangre en caso de emergencia Frecuencia de las consultas Está en dependencia de la categorización del embarazo, de alto o bajo riesgo. En este último caso se puede seguir este cronograma Cada cuatro o seis semanas, a partir del primer mes hasta el séptimo mes de embarazo (las primeras 28 semanas) Cada dos o tres semanas en el octavo mes (desde la semana 28 hasta la 36) Todas las semanas en el noveno mes (desde la semana 36 hasta el parto)
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo . Especialista en Ginecología y Obstetricia en Cuernavaca Ginecóloga de Cuernavaca . Obstetra de Cuernavaca . Ginecóloga-Obstetra de Cuernavaca
Consulta médica Ginecológica Consulta médica Ginecológica Control Prenatal Control Prenatal Ultrasonido Ultrasonido Métodos Anticonceptivos Métodos Anticonceptivos Detección de cáncer cervicouterino Detección de cáncer cervicouterino Colposcopia Colposcopia Papanicolaou Papanicolaou Esterilidad Esterilidad Menopausia Menopausia Criocirugía Criocirugía Electrocirugía Electrocirugía Detección de cáncer cervicouterino Detección de cáncer cervicouterino Partos y Cesáreas Partos y Cesáreas
  • Ginecóloga de CuernavacaDra. Estefanía González Ocampo
  • Atención a enfermedades y padecimientos de las mujeresEmbarazos normales y de alto riesgo. Partos naturales, cesáreas
  • Ultrasonido Ginecológico y ObstétricoPaquetes que incluyen revisión con ultrasonido
  • Embarazos y PartosRevisión y seguimiento del embarazo durante los 9 meses. atendemos su parto
  • bootstrap carouselMenopausia, infertilidad, miomas, infecciones vaginales, etc.
  • Citas para consulta médicallame al teléfono (777) 310 1561 y reserve cita para valoración, diagnóstico y tratamiento de su padecimiento
Céd. Prof. 1241967 / Céd. Especialidad: 3414794
Citas: 01 (777) 310 1561 Urgencias: 777 371 4219
Blvd. Benito Juárez No. 90, Int. 102, Col. Palmas, Cuernavaca, Morelos
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo

GINECÓLOGA - OBSTETRA - COLPOSCOPISTA

Control Prenatal
La atención prenatal (APN) es el conjunto de actividades sanitarias que reciben las embarazadas durante la gestación. La atención médica para la mujer embarazada es importante para asegurar un embarazo saludable e incluye controles regulares y análisis prenatales. Se suele iniciar este tipo de atención cuando la mujer descubre que está embarazada. Por lo general, la atención prenatal comprende un examen físico de la embarazada por un médico, examen ginecológico en la que incluye citología que descarte enfermedades del cuello uterino como el VPH, valoración cardiovascular, verificación de inmunizaciones (rubeola, hepatitis), verificación de infecciosos como el toxoplasma y VIH, y determinar cuando un embarazo se trate de alto riesgo. Objetivos El objetivo principal de la atención prenatal orientada es ayudar a las mujeres a mantener embarazos normales a través de: La identificación de condiciones de salud preexistentes - Como parte de la evaluación inicial, el personal de salud que realiza la consulta o control -médico o enfermera capacitada en obstetricia - conversa con la mujer y examina las señales de condiciones crónicas y enfermedades infecciosas. Las condiciones de salud preexistentes como VIH, malaria, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual, anemia, enfermedades cardíacas, diabetes, desnutrición y tuberculosis, pueden afectar el resultado del embarazo, requieren tratamiento inmediato y generalmente se necesita un nivel más intenso de control y atención de seguimiento durante el curso del embarazo La detección temprana de complicaciones que surgen durante el embarazo - En los controles se examina y conversa con la mujer para detectar problemas de embarazo que podrían necesitar tratamiento y un control más estricto. Las condiciones tales como la anemia, la hemorragia vaginal, trastornos de hipertensión del embarazo y crecimiento anormal del feto o posición anormal del feto después de las 36 semanas, pueden ser o convertirse en un peligro de muerte si se dejan sin tratamiento. El fomento de la salud y prevención de enfermedades - La consejería sobre aspectos importantes que afectan la salud de la mujer y la salud del recién nacido es un componente vital de la APN. Los temas tratados deberían incluir: . Cómo reconocer los signos de peligro, qué hacer y donde conseguir ayuda . Buena nutrición y la importancia del descanso . Higiene y prácticas de prevención de infecciones . Riesgos del tabaco, alcohol, medicamentos locales y remedios tradicionales . Lactancia materna . Planificación familiar post parto y espaciamiento de los nacimientos. . Todas las mujeres embarazadas deberán recibir las siguientes intervenciones preventivas: . Inmunización contra el tétanos . Suplementos de hierro y ácido fólico. . En lugares de alta prevalencia las mujeres además deberán recibir: . Tratamiento ante probable anquilostomiasis . Consejería y prueba voluntaria de VIH . Protección contra la malaria mediante tratamiento preventivo intermitente y el uso de velos cobertores para la cama tratados con insecticidas . Protección contra la deficiencia de vitamina A y yodo. La preparación para el parto y la elaboración de un plan para estar listos ante una complicación - Un porcentaje elevado de mujeres desarrollan una complicación con peligro de muerte, por lo tanto todas las mujeres deberán tener un plan para lo siguiente: . Un asistente experto en el parto . El lugar para el parto y e indicaciones para llegar hasta él, incluyendo la manera de obtener transporte de emergencia si fuera necesario . Artículos necesarios para el parto . Apoyo durante y después del parto (familia, amigos) . Donantes potenciales de sangre en caso de emergencia Frecuencia de las consultas Está en dependencia de la categorización del embarazo, de alto o bajo riesgo. En este último caso se puede seguir este cronograma Cada cuatro o seis semanas, a partir del primer mes hasta el séptimo mes de embarazo (las primeras 28 semanas) Cada dos o tres semanas en el octavo mes (desde la semana 28 hasta la 36) Todas las semanas en el noveno mes (desde la semana 36 hasta el parto)
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo . Especialista en Ginecología y Obstetricia en Cuernavaca Ginecóloga de Cuernavaca . Obstetra de Cuernavaca . Ginecóloga-Obstetra de Cuernavaca
Blvd. Benito Juárez No. 90, Int. 102, Col. Palmas, Cuernavaca, Mor.
Citas: 01 (777) 310 1561 Urgencias: 777 371 4219
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo

GINECÓLOGA - OBSTETRA - COLPOSCOPISTA

Céd. Profesional: 1241967
Céd. Especialidad: 3414794
Control Prenatal
La atención prenatal (APN) es el conjunto de actividades sanitarias que reciben las embarazadas durante la gestación. La atención médica para la mujer embarazada es importante para asegurar un embarazo saludable e incluye controles regulares y análisis prenatales. Se suele iniciar este tipo de atención cuando la mujer descubre que está embarazada. Por lo general, la atención prenatal comprende un examen físico de la embarazada por un médico, examen ginecológico en la que incluye citología que descarte enfermedades del cuello uterino como el VPH, valoración cardiovascular, verificación de inmunizaciones (rubeola, hepatitis), verificación de infecciosos como el toxoplasma y VIH, y determinar cuando un embarazo se trate de alto riesgo. Objetivos El objetivo principal de la atención prenatal orientada es ayudar a las mujeres a mantener embarazos normales a través de: La identificación de condiciones de salud preexistentes - Como parte de la evaluación inicial, el personal de salud que realiza la consulta o control -médico o enfermera capacitada en obstetricia - conversa con la mujer y examina las señales de condiciones crónicas y enfermedades infecciosas. Las condiciones de salud preexistentes como VIH, malaria, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual, anemia, enfermedades cardíacas, diabetes, desnutrición y tuberculosis, pueden afectar el resultado del embarazo, requieren tratamiento inmediato y generalmente se necesita un nivel más intenso de control y atención de seguimiento durante el curso del embarazo La detección temprana de complicaciones que surgen durante el embarazo - En los controles se examina y conversa con la mujer para detectar problemas de embarazo que podrían necesitar tratamiento y un control más estricto. Las condiciones tales como la anemia, la hemorragia vaginal, trastornos de hipertensión del embarazo y crecimiento anormal del feto o posición anormal del feto después de las 36 semanas, pueden ser o convertirse en un peligro de muerte si se dejan sin tratamiento. El fomento de la salud y prevención de enfermedades - La consejería sobre aspectos importantes que afectan la salud de la mujer y la salud del recién nacido es un componente vital de la APN. Los temas tratados deberían incluir: . Cómo reconocer los signos de peligro, qué hacer y donde conseguir ayuda . Buena nutrición y la importancia del descanso . Higiene y prácticas de prevención de infecciones . Riesgos del tabaco, alcohol, medicamentos locales y remedios tradicionales . Lactancia materna . Planificación familiar post parto y espaciamiento de los nacimientos. . Todas las mujeres embarazadas deberán recibir las siguientes intervenciones preventivas: . Inmunización contra el tétanos . Suplementos de hierro y ácido fólico. . En lugares de alta prevalencia las mujeres además deberán recibir: . Tratamiento ante probable anquilostomiasis . Consejería y prueba voluntaria de VIH . Protección contra la malaria mediante tratamiento preventivo intermitente y el uso de velos cobertores para la cama tratados con insecticidas . Protección contra la deficiencia de vitamina A y yodo. La preparación para el parto y la elaboración de un plan para estar listos ante una complicación - Un porcentaje elevado de mujeres desarrollan una complicación con peligro de muerte, por lo tanto todas las mujeres deberán tener un plan para lo siguiente: . Un asistente experto en el parto . El lugar para el parto y e indicaciones para llegar hasta él, incluyendo la manera de obtener transporte de emergencia si fuera necesario . Artículos necesarios para el parto . Apoyo durante y después del parto (familia, amigos) . Donantes potenciales de sangre en caso de emergencia Frecuencia de las consultas Está en dependencia de la categorización del embarazo, de alto o bajo riesgo. En este último caso se puede seguir este cronograma Cada cuatro o seis semanas, a partir del primer mes hasta el séptimo mes de embarazo (las primeras 28 semanas) Cada dos o tres semanas en el octavo mes (desde la semana 28 hasta la 36) Todas las semanas en el noveno mes (desde la semana 36 hasta el parto)
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo . Especialista en Ginecología y Obstetricia en Cuernavaca Ginecóloga de Cuernavaca . Obstetra de Cuernavaca . Ginecóloga-Obstetra de Cuernavaca