Dra. Ma. Estefanía González Ocampo

GINECÓLOGA - OBSTETRA - COLPOSCOPISTA

Citas: 01 (777) 310 1561
Céd. Profesional: 1241967
Blvd. Benito Juárez No. 90, Int. 102, Col. Palmas, Cuernavaca, Morelos
Ultrasonido
Un ultrasonido (también llamado ecografía o sonograma) es una prueba no invasiva, que utiliza ondas sonoras para crear una imagen del bebé, la placenta y el útero, así como también de otros órganos que se encuentran en tu vientre. Esta prueba permite que el médico pueda averiguar información valiosa acerca de la evolución de tu embarazo y de la salud de tu bebé. Razones por las que se realiza el examen Una ecografía se puede hacer para determinar si hay un problema con el embarazo, cuán avanzado está el embarazo o para tomar medidas y detectar problemas potenciales. Hable con el médico para determinar el horario más apropiado del examen para usted. Una ecografía del embarazo se puede hacer durante las primeras 12 semanas para: • Confirmar un embarazo normal. • Determinar la edad del bebé. • Buscar problemas, como embarazo ectópico o posibilidades de un aborto espontáneo. • Determinar la frecuencia cardíaca del bebé. • Buscar embarazos múltiples (mellizos, trillizos, etc.). • Identificar problemas de la placenta, el útero, el cuello uterino y los ovarios. • Buscar señales que podrían indicar un aumento del riesgo del síndrome de Down. Una ecografía del embarazo también se puede realizar en el segundo y tercer trimestres para: • Determinar la edad, crecimiento, posición y algunas veces el sexo del bebé. • Identificar cualquier problema en la forma como el bebé se está desarrollando. • Buscar mellizos, trillizos, etc. • Examinar la placenta, el líquido amniótico y la pelvis. Actualmente, algunos centros médicos están llevando a cabo una ecografía alrededor de las semanas 6 a la 13 del embarazo para buscar signos del síndrome de Down u otros problemas del desarrollo en el feto. Este examen con frecuencia se combina con exámenes de sangre para mejorar la precisión de los resultados. El número total de ecografías que necesite depende de si se han detectado problemas en una ecografía o examen de sangre previo que requieran pruebas de control.
Servicios Médicos
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo . Especialista en Ginecología y Obstetricia en Cuernavaca Ginecóloga de Cuernavaca . Obstetra de Cuernavaca . Ginecóloga-Obstetra de Cuernavaca
Céd. Especialidad: 3414794
Urgencias: 777 371 4219
Ultrasonidos 3-D y 4-D El Ultrasonido de 3D es una técnica de ultrasonido, usada frecuentemente durante el embarazo, que provee imágenes tridimensionales del feto. Hay distintos modos de escaneo en ultrasonido médico y obstétrico. El modo de diagnóstico estándar es el escaneo en 2D. En el escaneo fetal 3D en vez emitirse ondas de ultrasonido en línea recta, estas se envían en distintos ángulos. Los ecos que rebotan son procesados por un sofisticado programa de computadora, resultando en una imagen reconstruida del volumen de la superficie del feto o sus órganos internos, muy parecida a la manera en que la máquina de Tomografía axial computarizada construye una imagen con múltiples tomas de rayos X. Los ultrasonidos 3D permiten ver el ancho, el alto y la profundidad de las imágenes de la misma manera que una Película 3-D, pero no se muestra movimiento. Los ultrasonidos fetales 4D son similares a los escaneos 3D , con la diferencia asociada al tiempo: 4D permite una imagen tridimensional en tiempo real, en vez de una delatada debido al retraso asociado con la construcción de la imagen computarizada, como en un ultrasonido clásico tridimensional. La ecografía en 4D muestra al feto en movimiento real, y puede verse por ejemplo si el bebé se chupa el dedo, realiza gestos con la cara, bosteza, juega con el cordón umbilical o si mueve los brazos o las piernas. El mejor momento para realizar la eco 4D es entre las semanas 25 y 32, ya que se podrán apreciar mejor los movimientos del bebé y los rasgos de la cara.
Consulta médica Ginecológica Consulta médica Ginecológica Control Prenatal Control Prenatal Ultrasonido Ultrasonido Métodos Anticonceptivos Métodos Anticonceptivos Detección de cáncer cervicouterino Detección de cáncer cervicouterino Colposcopia Colposcopia Papanicolaou Papanicolaou Esterilidad Esterilidad Menopausia Menopausia Criocirugía Criocirugía Electrocirugía Electrocirugía Detección de cáncer cervicouterino Detección de cáncer cervicouterino Partos y Cesáreas Partos y Cesáreas
  • Ginecóloga de CuernavacaDra. Estefanía González Ocampo
  • Atención a enfermedades y padecimientos de las mujeresEmbarazos normales y de alto riesgo. Partos naturales, cesáreas
  • Ultrasonido Ginecológico y ObstétricoPaquetes que incluyen revisión con ultrasonido
  • Embarazos y PartosRevisión y seguimiento del embarazo durante los 9 meses. atendemos su parto
  • bootstrap carouselMenopausia, infertilidad, miomas, infecciones vaginales, etc.
  • Citas para consulta médicallame al teléfono (777) 310 1561 y reserve cita para valoración, diagnóstico y tratamiento de su padecimiento
Céd. Prof. 1241967 / Céd. Especialidad: 3414794
Citas: 01 (777) 310 1561 Urgencias: 777 371 4219
Blvd. Benito Juárez No. 90, Int. 102, Col. Palmas, Cuernavaca, Morelos
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo

GINECÓLOGA - OBSTETRA - COLPOSCOPISTA

Ultrasonido
Un ultrasonido (también llamado ecografía o sonograma) es una prueba no invasiva, que utiliza ondas sonoras para crear una imagen del bebé, la placenta y el útero, así como también de otros órganos que se encuentran en tu vientre. Esta prueba permite que el médico pueda averiguar información valiosa acerca de la evolución de tu embarazo y de la salud de tu bebé. Razones por las que se realiza el examen Una ecografía se puede hacer para determinar si hay un problema con el embarazo, cuán avanzado está el embarazo o para tomar medidas y detectar problemas potenciales. Hable con el médico para determinar el horario más apropiado del examen para usted. Una ecografía del embarazo se puede hacer durante las primeras 12 semanas para: • Confirmar un embarazo normal. • Determinar la edad del bebé. Buscar problemas, como embarazo ectópico o posibilidades de un aborto espontáneo. • Determinar la frecuencia cardíaca del bebé. • Buscar embarazos múltiples (mellizos, trillizos, etc.). Identificar problemas de la placenta, el útero, el cuello uterino y los ovarios. Buscar señales que podrían indicar un aumento del riesgo del síndrome de Down. Una ecografía del embarazo también se puede realizar en el segundo y tercer trimestres para: Determinar la edad, crecimiento, posición y algunas veces el sexo del bebé. Identificar cualquier problema en la forma como el bebé se está desarrollando. • Buscar mellizos, trillizos, etc. • Examinar la placenta, el líquido amniótico y la pelvis. Actualmente, algunos centros médicos están llevando a cabo una ecografía alrededor de las semanas 6 a la 13 del embarazo para buscar signos del síndrome de Down u otros problemas del desarrollo en el feto. Este examen con frecuencia se combina con exámenes de sangre para mejorar la precisión de los resultados. El número total de ecografías que necesite depende de si se han detectado problemas en una ecografía o examen de sangre previo que requieran pruebas de control. Ultrasonidos 3-D y 4-D El Ultrasonido de 3D es una técnica de ultrasonido, usada frecuentemente durante el embarazo, que provee imágenes tridimensionales del feto. Hay distintos modos de escaneo en ultrasonido médico y obstétrico. El modo de diagnóstico estándar es el escaneo en 2D. En el escaneo fetal 3D en vez emitirse ondas de ultrasonido en línea recta, estas se envían en distintos ángulos. Los ecos que rebotan son procesados por un sofisticado programa de computadora, resultando en una imagen reconstruida del volumen de la superficie del feto o sus órganos internos, muy parecida a la manera en que la máquina de Tomografía axial computarizada construye una imagen con múltiples tomas de rayos X. Los ultrasonidos 3D permiten ver el ancho, el alto y la profundidad de las imágenes de la misma manera que una Película 3-D, pero no se muestra movimiento. Los ultrasonidos fetales 4D son similares a los escaneos 3D , con la diferencia asociada al tiempo: 4D permite una imagen tridimensional en tiempo real, en vez de una delatada debido al retraso asociado con la construcción de la imagen computarizada, como en un ultrasonido clásico tridimensional. La ecografía en 4D muestra al feto en movimiento real, y puede verse por ejemplo si el bebé se chupa el dedo, realiza gestos con la cara, bosteza, juega con el cordón umbilical o si mueve los brazos o las piernas. El mejor momento para realizar la eco 4D es entre las semanas 25 y 32, ya que se podrán apreciar mejor los movimientos del bebé y los rasgos de la cara.
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo . Especialista en Ginecología y Obstetricia en Cuernavaca Ginecóloga de Cuernavaca . Obstetra de Cuernavaca . Ginecóloga-Obstetra de Cuernavaca
Blvd. Benito Juárez No. 90, Int. 102, Col. Palmas, Cuernavaca, Mor.
Citas: 01 (777) 310 1561 Urgencias: 777 371 4219
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo

GINECÓLOGA - OBSTETRA - COLPOSCOPISTA

Céd. Profesional: 1241967
Céd. Especialidad: 3414794
Ultrasonido
Un ultrasonido (también llamado ecografía o sonograma) es una prueba no invasiva, que utiliza ondas sonoras para crear una imagen del bebé, la placenta y el útero, así como también de otros órganos que se encuentran en tu vientre. Esta prueba permite que el médico pueda averiguar información valiosa acerca de la evolución de tu embarazo y de la salud de tu bebé. Razones por las que se realiza el examen Una ecografía se puede hacer para determinar si hay un problema con el embarazo, cuán avanzado está el embarazo o para tomar medidas y detectar problemas potenciales. Hable con el médico para determinar el horario más apropiado del examen para usted. Una ecografía del embarazo se puede hacer durante las primeras 12 semanas para: • Confirmar un embarazo normal. • Determinar la edad del bebé. Buscar problemas, como embarazo ectópico o posibilidades de un aborto espontáneo. • Determinar la frecuencia cardíaca del bebé. • Buscar embarazos múltiples (mellizos, trillizos, etc.). • Identificar problemas de la placenta, el útero, el cuello uterino y los ovarios. • Buscar señales que podrían indicar un aumento del riesgo del síndrome de Down. Una ecografía del embarazo también se puede realizar en el segundo y tercer trimestres para: • Determinar la edad, crecimiento, posición y algunas veces el sexo del bebé. • Identificar cualquier problema en la forma como el bebé se está desarrollando. • Buscar mellizos, trillizos, etc. • Examinar la placenta, el líquido amniótico y la pelvis. Actualmente, algunos centros médicos están llevando a cabo una ecografía alrededor de las semanas 6 a la 13 del embarazo para buscar signos del síndrome de Down u otros problemas del desarrollo en el feto. Este examen con frecuencia se combina con exámenes de sangre para mejorar la precisión de los resultados. El número total de ecografías que necesite depende de si se han detectado problemas en una ecografía o examen de sangre previo que requieran pruebas de control. Ultrasonidos 3-D y 4-D El Ultrasonido de 3D es una técnica de ultrasonido, usada frecuentemente durante el embarazo, que provee imágenes tridimensionales del feto. Hay distintos modos de escaneo en ultrasonido médico y obstétrico. El modo de diagnóstico estándar es el escaneo en 2D. En el escaneo fetal 3D en vez emitirse ondas de ultrasonido en línea recta, estas se envían en distintos ángulos. Los ecos que rebotan son procesados por un sofisticado programa de computadora, resultando en una imagen reconstruida del volumen de la superficie del feto o sus órganos internos, muy parecida a la manera en que la máquina de Tomografía axial computarizada construye una imagen con múltiples tomas de rayos X. Los ultrasonidos 3D permiten ver el ancho, el alto y la profundidad de las imágenes de la misma manera que una Película 3-D, pero no se muestra movimiento. Los ultrasonidos fetales 4D son similares a los escaneos 3D , con la diferencia asociada al tiempo: 4D permite una imagen tridimensional en tiempo real, en vez de una delatada debido al retraso asociado con la construcción de la imagen computarizada, como en un ultrasonido clásico tridimensional. La ecografía en 4D muestra al feto en movimiento real, y puede verse por ejemplo si el bebé se chupa el dedo, realiza gestos con la cara, bosteza, juega con el cordón umbilical o si mueve los brazos o las piernas. El mejor momento para realizar la eco 4D es entre las semanas 25 y 32, ya que se podrán apreciar mejor los movimientos del bebé y los rasgos de la cara.
Dra. Ma. Estefanía González Ocampo . Especialista en Ginecología y Obstetricia en Cuernavaca Ginecóloga de Cuernavaca . Obstetra de Cuernavaca . Ginecóloga-Obstetra de Cuernavaca